Así fue la producción fotográfica del libro Sabores que palpitan en la memoria, de las hermanas Venezziano

 

Foto de la portada del libro Natalia Brand @gastrobrand

Hace alrededor de un año, el 2  de enero del 2023 acababa de  poner unas fotos de Sicilia en mi Mapa del Tesoro, para sembrar la intención de ir a visitar esa hermosa isla.  Cuando el 3 de Enero recibí una llamada de Matilde Venezziano para que le enviara un presupuesto para las fotos de un libro con las recetas de su familia siciliana, dichas fotos había que hacerlas de inmediato, porque el libro tenía que estar listo en Marzo del mismo año.

Al hacer las fotos del libro sentí que mi viaje a Sicilia se dio imaginariamente, sin necesidad de ir al aeropuerto y tomar un avión de 10 horas de vuelo.

Fue cuando sentí que mi viaje a Sicilia se aceleró súbitamente, sin necesidad de ir al aeropuerto y tomar un avión de 10 horas de vuelo. Fue lo que yo llamo “viajar sin viajar”.
Foto del libro tomada por las hermanas Venezziano en Sicilia

La fotografía es memoria y la gastronomía es memoria. 

En este libro se le hizo un homenaje a la memoria de Emmanuelle el padre de las hermanas Venezziano al plasmar las recetas familiares de la Sicilia natal de Emmanuelle, pero también a través de las fotos de la familia Venezziano,  que se han conservado en el tiempo. Mirándolo en perspectiva,  que el título del libro tenga la palabra “memoria”   tiene todo el sentido, porque el libro trata sobre las memorias: gustativas, visuales, olfativas y sensoriales en todo su sentido. Es un libro que te hace viajar sin viajar. 



 

 

 

La producción fotográfica:

El día de las fotos estaban todos los elementos necesarios para representar lo que se buscaba reflejar, la historia de una familia italo-venezolana. De madre venezolana y padre siciliano. Matilde tenía preparada una mesa con objetos como: artesanías de la isla italiana, mantelería de la zona, vajillas caseras, libros, objetos de su padre  y muchas fotos familiares ya desteñidas por el paso del tiempo.

 

Detrás de cámaras de Sabores que Palpitan en la Memoria en el centro de producción de Venezziano Gourmet tomada por Matilde

La luz: las fotos las hicimos en el centro de producción de Venezziano Gourmet. Esta es una locación muy especial, porque son unas casitas en medio de un vivero. Una de las casitas tiene la pared blanca, que sirvió de fondo  y entre ambas hay un techo traslúcido blanco, que nos proporcionó una gran “caja de luz” , ideal para hacer fotos de comida con luz natural. Lógicamente la luz iba cambiando a lo largo del día, entonces el uso de rebotadores para compensar las sombras fue necesario en algunos casos. Vale la pena mencionar que el ambiente de trabajo en medio de un vivero fotografiando y probando sabores sicilianos fue un ambiente mágico e inspirador para hacer las fotos del libro. 

Antes de hacer cada foto leíamos fragmentos del libro para inspirarnos, como pueden ver en este video 

La edición con photoshop y presets con Lightroom en post-producción fueron importantes para afinar detalles y emparejar los tonos de todas las fotos en conjunto en función de darle un estilo visual al libro en conjunto.  

¿Se puede hacer una producción así para un libro con celular? Pienso que si, pero si son para un e-book (libro digital). En este caso, al ser un libro impreso,  era importante hacer fotos con cámara.

 

 

 

Las recetas del libro son sencillas, cercanas, fáciles de hacer y sin complicaciones, el libro te ofrece pequeños trucos de cocina que pueden marcar una gran  diferencia.

 

Sobre Sicilia queda pendiente “viajar viajando”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con Matilde y Mauirilio en Venezziano Gourmet